vida a bordo velero por plazas


Vida a Bordo en un Velero Plaza a Plaza



- respuestas a algunas dudas habituales -




experiencia en viajes en velero

¿es necesaria experiencia previa?

No. La maniobra de nuestro velero es muy simple y aunque todos colaboran en una u otra cosa, solo se te encomendarán tareas acordes a tus competencias. Si tienes experiencia en navegación a vela y quieres poner en práctica tus conocimientos, fenomenal, pero si no es así, no pasa nada. La filosofía es que cada uno colabore en lo que mejor pueda hacer.


biodramina en viajes en velero

¿me puedo marear?

Todo el mundo puede marearse en algún momento, sobre todo al principio por la novedad del medio marino. Sin embargo, nuestra experiencia de todos estos años nos dice que con nuestra forma de navegar, tranquila y prudente, los mareos no son habituales. En cualquier caso, si tienes dudas, lo mejor es tomar una o dos biodraminas de forma preventiva.


ropa en viajes en velero

¿qué ropa debo llevar?

En los veleros, incluso en uno como el nuestro, el espacio es siempre un bien escaso. Procurad traer solo lo imprescindible: ganas de disfrutar del sol, del viento... y sobre todo mucha calma y sentido del humor. Además, un par de toallas de baño y de playa, bañadores, y el mínimo posible de ropa. Un cortavientos o chubasquero ligero siempre es recomendable.


calzado en viajes en velero

¿qué calzado debo usar?

En cubierta, si quieres estar con zapatos o playeros es imprescindible que sean de tipo náutico o con suela de goma blanca o clara. Si no, mejor, descalzos. También son recomendables las sandalias de goma para andar por las rocas o para cuando desembarcamos a tierra con la neumática auxiliar.


gafas de sol en viajes en velero

¿qué otras cosas pueden ser útiles?

No debes olvidar una gorra con visera, gafas de sol y crema de protección solar. A bordo disponemos siempre de varias gafas de nadar y bucear. No obstante, si preferís utilizar las vuestras, seguro que les daréis buen uso durante vuestro viaje en el velero.


maletas rígidas en viajes en velero

¿puedo llevar un trolley o maleta rígida?

No. En los veleros no hay espacios preparados para guardar maletas rígidas, y en el interior del barco no puede haber nada que no esté debidamente estibado o firmemente sujeto. Los “trolleys” con armazón metálico rígidos tampoco sirven. Es imprescindible utilizar una bolsa flexible.

De verdad, esto es muy importante. Si traéis una maleta que no se pueda estibar con seguridad en el barco, ésta tendrá que quedarse en tierra.


comidas en viajes en velero

comidas a bordo

El día del embarque se suele hacer una compra general de avituallamiento pensando sobre todo en desayunos y almuerzos a bordo. También es frecuente y agradable -no necesario- bajar a tierra para cenar. En cualquier caso, el barco va provisto de una cocina de gas con dos fuegos, horno y una nevera grande tipo arcón.


noches en viajes en velero

¿dónde se duerme por las noches?

Intentamos combinar fondeos en calas protegidas con amarres en campos de boyas o puertos deportivos, aunque esto depende en última instancia de la disponibilidad de la zona de navegación.

Una buena noticia es que los tres destinos de este verano, Cerdeña, Córcega y el Archipíelago Toscano tienen un buen número de fondeos resguardados donde poder fondear para pasar la noche.


camarotes en viajes en velero

camarotes

Los dos camarotes de popa, prácticamente simétricos, son suficientemente amplios para que duerman dos personas y están dotados de unos pequeños armarios. El camarote de proa lo utiliza el patrón. Las camas las vestimos solamente con sábanas bajeras y almohadas enfundadas, ya que nuestras travesías se prolongan varias semanas y nos resultaría imposible gestionar el almacenamiento y lavado de más ropa de cama. Por tanto, deberíais incluir en vuestro equipaje un saco de dormir ligero o una sábana cobertora.


gastos en viajes en velero

gastos a bordo

El primer día se hace un fondo entre la tripulación con el cual se va pagando la comida, el carburante y los amarres. Es difícil prever la cantidad exacta porque depende de muchos factores, sobre todo del número de noches que amarremos en puertos deportivos y de la zona de navegación, pero también del viento, del número de personas a bordo, o del número de cenas que hagamos en el barco. De forma aproximada podríamos pensar en unos 30-35 euros por persona y día para un grupo de cuatro personas.


amarrar en puertos deportivos

¿cuánto cuesta amarrar en puertos deportivos?

Cada puerto fija sus propias tarifas; lógicamente, algunos son más caros y otros más baratos. De media, para un barco como el nuestro, en julio y agosto en Córcega debemos calcular sobre 75 euros por noche/barco. En algunos puertos de Cerdeña y Toscana el precio puede subir hasta los 95 euros por noche/barco.

Como decíamos más arriba, durante las travesías, siempre que es posible, vamos alternando las noches entre fondeos libres y puertos deportivos.


aparatos eléctricos en viajes en velero

¿puedo usar aparatos eléctricos en el barco?

El barco dispone de enchufes normales con electricidad a 220 voltios que podemos utilizar solamente cuando estamos amarrados y conectados a tierra en un puerto deportivo. Por otra parte, cuando navegamos o estamos fondeados, que es la mayor parte del tiempo, podeís recargar vuestros móviles o tabletas utilizando los dos bancos de baterías específicos para ello con un cable tipo USB.


agua caliente en viajes en velero

¿hay agua caliente en el barco?

Sí. Hay agua caliente en los grifos y duchas de los dos baños, en el fregadero de la cocina, y en la ducha exterior situada en el balcón de popa. Aunque en verano, casi todos preferimos una ducha fresquita y refrescante en el exterior... No obstante, debemos recordar que el agua dulce a bordo es un bien limitado que debemos usar responsablemente y con moderación.


mal tiempo en viajes en velero

¿qué pasa si hay previsión de mal tiempo?

La seguridad es lo primero. Por lo tanto, puede ocurrir que las condiciones del viento o del mar, a juicio del patrón, aconsejen un cambio en la ruta, o la permanencia en puerto o al abrigo hasta que se produzca una mejoría. Lógicamente, este tipo de decisiones que solo tienen por objeto salvaguardar la seguridad de los tripulantes no pueden dar lugar a ningún tipo de reintegro o compensación.